Un acoso que quita las ganas de trabajar


Estudio de la Universidad de la Sábana dice que en Colombia la presión de los jefes se refleja en pesadillas. Jóvenes, los más afectados.

De cada mil trabajadores 104 han sido víctimas de acoso laboral, concluyó un estudio de la Universidad de la Sabana. Los más vulnerables son los jóvenes por su edad y falta de experiencia, aunque los mayores de 35 años sienten el mayor temor de ser despedidos.

Claudia Peralta, investigadora y docente de la facultad de Psicología de la institución, dijo que la muestra, en la que se consultó a 210 personas en Bogotá, sirve para comprobar tendencias generales en todo el país y agregó que una de las formas más comunes de acoso laboral en Colombia es la sobrecarga de trabajo y se refleja en pesadillas e insomnio.

Es que, según Peralta, acoso laboral son todas las manifestaciones en las que, de manera continua y persistente, se ataca la dignidad de la persona. Esto produce que la víctima se sienta indefensa y todos sus esfuerzos laborales resulten infructuosos.

“La mayor queja de los empleados es la sobrecarga de trabajo en tareas que resultan intrascendentes. Quienes más reportan este tipo de acoso son los hombres, aunque la diferencia con las mujeres es mínima”, dijo la docente.

El estudio se hizo entre administradores, enfermeras, ingenieros, psicólogos y abogados, pero en cualquier punto laboral se puede sufrir acoso, porque se trata de una situación irregular.

Cifras

  • 2% de las personas maltratadas laboralmente han intentado suicidarse.
  • 18% de las personas agredidas permanece en su puesto de trabajo pese al acoso.


  • El acoso laboral afecta la salud de las personas, por lo menos el estudio revela que es común que las víctimas presenten dolor de cabeza y de espalda, insomnio, ausentismo y retardos, porque no tienen ganas de ir a trabajar.

    Los sometidos a este tipo de agresión se ven enfrentados a insultos persistentes, burlas, apodos ofensivos, críticas, abuso físico y personal e incluso, pueden sentirse agredidas por actos menos evidentes como la exclusión del grupo de compañeros.

    Entre los encuestados el 17% dice estar atento extremadamente a todo, el 15% tiene recuerdos, pensamientos e imágenes del acontecimiento laboral que le provoca malestar, el 14% tiene dificultad para concentrarse, igual porcentaje está irritable, el 13% ha reducido el interés o participación en actividades significativas y el 13% manifestó ansiedad.

    Según la docente Claudia Peralta la causa para que las personas sigan en sus trabajos, aún con las condiciones de acoso, es el temor de perder el ingreso económico.

    Más datos

    Para mejorar la situación busque apoyo en la misma organización con el psicólogo o el área de recursos humanos.

    Las pruebas que puede aportar una persona para demostrar acoso laboral son testigos o documentos tales como memorandos.

    El dato clave

    Las personas deben saber qué es el acoso laboral, que es un hecho anormal y no culpabilizarse.

    Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *