Tercerizar los problemas de RRHH

Cuando se tercerizan servicios de Recursos Humanos, no se está buscando la solución a un problema.

Se está sacando el problema de la empresa para pasárselo a un tercero. Con esto buscamos poder gritarle a un proveedor, sin impactar en el clima laboral, el empowerment, la motivación, etc.

 

Uno de los servicios más tercerizados en los últimos años, es la liquidación de sueldos. Tercerizar este proceso, libera de bastante presión a las áreas involucradas en la liquidación, ya que, en última instancia, ante algún error grave, el problema es compartido y se puede trasladar hacia un tercero ajeno a la empresa.

 

“Fue un problema de la consultora”- dicen en los pasillos


“Ellos no chequearon las novedades”- se excusan ellos ante los reclamos.

 

Esto nos “libera” de un poco de presión, pero no de la culpa, ya que el compromiso tiene que ser de ambas partes.

Les pregunto a los que trabajaron con esta modalidad: ¿Cuantas veces pasaron novedades de último momento, un día antes de la acreditación de sueldos?

 

Porque una frase muy escuchada es “Necesito meter esta novedad este mes si o si…”.

Después vienen los errores y la pelea por determinar quién tiene la culpa.

 

Como me dijo un consultor muy experimentado: “Contratar una Encuesta de Salarios es como un noviazgo, podes “cortar” cuando quieras, pero tercerizar la liquidación es como un matrimonio, lleva varios meses terminar con la relación”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *