Resaltar las capacidades es clave en la entrevista

Durante el interrogatorio laboral, los postulantes deben mostrar tranquilidad y tener en claro cuáles son sus objetivos profesionales. La buena presencia y una posición de seguridad son condiciones excluyentes que deben tener los aspirantes ante el entrevistador.

En la entrevista de trabajo está la clave para conseguir un nuevo empleo. El postulante que accede a esta instancia de la búsqueda laboral (el paso previo es la presentación del currículum) sabe que si consigue dejar una buena imagen habrá logrado el objetivo de acceder al puesto.

Los expertos en recursos humanos coinciden en que el interrogatorio es definitorio y que no es sencillo pasar el examen con éxito: en la entrevista se conjugan las aptitudes del postulante, con los requisitos que exige la empresa y con el perfil psicológico que debe tener el profesional. En este último ítem juegan un rol fundamental los test laborales, que darán cuenta del perfil del postulante. “No es posible falsear o preparar a una persona para que pase con éxito los test psicológicos. Estos son proyectivos y en ellos la persona se muestra tal cual es. No hay recetas -como circula en algunas páginas laborales de internet- para hacer trampa en los test”, explica la psicóloga Ana Karina Sánchez.

Sin embargo, Sánchez afirma que sí hay otras cuestiones claves en la entrevista laboral y que los postulantes deben tener en claro. “La buena presencia es clave. Otra cuestión fundamental es que de alguna manera el postulante diga de manera convincente que en su deseo estaba trabajar en ese lugar, que no le da lo mismo encontrar empleo en cualquier sitio”, sostiene.

La psicóloga agrega que también es fundamental mostrar seguridad ante el entrevistador. “Hay que resaltar todas las actitudes que se tiene de manera clara y bien fundamentada, que al entrevistador no le queden dudas sobre lo que usted puede ofrecer”, agrega.

Respecto de los test, Sánchez afirma que son muy personales e imposible de soslayar. Con ellos, explica, el psicólogo al que la empresa le encarga la entrevista busca definir el perfil psicológico del postulante. “La empresa le da al profesional el perfil con las características que necesita para cada cargo. Si necesita un director, un cajero y un administrativo, le pedirá tres perfiles diferentes de personal al entrevistador. En los test cada uno proyecta lo que es. Uno de los test que se hace es el Bender, para descartar patologías severas -psicopatología- en el postulante. Luego se realizan otros para conocer las características de personalidad: si la persona es tranquila o agresiva y si responde bien ante las exigencias y las situaciones difíciles. Luego se analizan otros aspectos específicos del ámbito laboral; se busca medir la capacidad de liderazgo y de superación”, especifica.

Una situación de ansiedad
“Los test forman parte de la evaluación psicológica -al igual que la entrevista- y generan a veces ansiedad y temor, junto con la convicción de que hay una forma correcta de responder a las consignas, y una incorrecta que hace del evaluado inmediatamente un sujeto no apto para el trabajo al que está aplicando”, agrega la experta en psicología laboral Mariela Castaña. “Hoy el tema de la ocupación tiene connotaciones distintas. El desempleo y la amenaza constante de perder el trabajo producen un efecto de terror y desamparo en los sujetos y en sus familias, a veces equivalente a una situación traumática”, dice la experta. Por esta situación contextual, la entrevista de trabajo puede ser vivida con gran ansiedad, significando entrar en el mundo, ser alguien si es incluido en el puesto, o quedarse vacío, sin existencia, si no lo incluyen.

“Tanto en las entrevistas como en los test lo que se trata de ver es la estructura psíquica que tiene esa persona, el sostenimiento yoico (del yo), su conexión con la realidad. Se busca saber, por ejemplo, cuál es su modo de enfrentar los conflictos y cómo se resuelven las dificultades que surgen en la tarea”, asegura. Un solo test no indica la personalidad completa del postulante. “En una entrevista se puede conocer bastante, si el entrevistador es muy experto, y los test pueden ayudar a corroborar esa impresión”, indicó la psicóloga.

Las evaluaciones despiertan una gran expectativa y hacen que algunos se pongan nerviosos o traten de buscar el resultado correcto, cómo debe hacerse el test. “Uno típico es el conocido ‘Persona Bajo la Lluvia’ del cual el postulante por recomendaciones de amigos o por internet sabe que tiene que dibujar siempre paraguas para protegerse y piso, además de cuidar de que el trazo del lápiz no sea muy fuerte, lo que podría revelar aspectos de agresividad. Pero, a pesar de que se den ideas de cómo resolver determinado test, los psicólogos pueden percibir igual cómo es la persona. Por eso, el mejor consejo es que el postulante confíe en sus fortalezas y no se desespere ante la dificultad de conseguir un empleo”, concluye Castaña.

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

One Reply to “Resaltar las capacidades es clave en la entrevista”

  1. Estimados colegas:

    Como psicólogos, muchas veces prestamos asesoría a empresas en los distintos procesos que se dan en la organización.

    Específicamente en selección de personal, lamentablemente se puede evidenciar como algunos profesionales continúan insistiendo en prácticas que en nada contribuyen al prestigio de la psicología y la dignidad de las personas.

    En efecto, se puede evidenciar el habitual uso de instrumentos “pirateados”, la utilización e incluso transformación de instrumentos diseñados exclusivamente para su uso clínico, o el desarrollo de entrevistas con preguntas potencialmente discriminatorias.

    Amigas y amigos, debemos fomentar el uso de conocimientos y técnicas que respeten la dignidad de las personas y que permitan identificar las competencias laborales presentes en los postulantes, sin necesidad de análisis profundos de la personalidad o de herramientas de dudosa factura y validez teórica.

    El conocimiento y las tecnologías existen. Ruego entonces, estimados amigos, no insistir en viejas prácticas (malas prácticas) y realizar todos los esfuerzos y tomar todos los resguardos posibles por contribuir al prestigio de la profesión, especialmente en el trabajo con empresas.

    Es tiempo de empezar a analizar como hemos estado haciendo las cosas hasta ahora.

    Con mis deseos de bienestar,

    Ps. Paul Laskowsky Z.
    Director Ejecutivo
    Grupo Laskowsky
    http://www.laskowsky.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *