¿Quién inventó el ‘management’?

La intuición de los industriales de finales del siglo XVIII fue el germen de una ciencia que las escuelas de negocios dieron forma con el tiempo: la gestión empresarial.


Aunque nadie puede decir con certeza cuándo nación el ‘management’, se podría decir que fue en 1776, cuando Adam Smith publicó La Riqueza de las Naciones.
Ese mismo año, James Watt ponía en marcha la primera máquina de vapor y, con ella, iniciaba la Revolución Industrial. Estos dos gurús británicos sembraron la semilla de las empresas modernas.
Durante el siglo siguiente, a falta de teorías asentadas sobre la gestión del mundo corporativo, la intuición era la herramienta de trabajo de los mejores gurús. Es la ópoca de Henry Ford y la cadena de montaje. En 1819, Francia aportó su granito de arena, con la constitución de la primera escuela de negocios.
Todo un paso para profesionalizar una ciencia que se abría camino entre crisis y revoluciones. Hasta que en el siglo XX, Peter F. Drucker, conocido como el padre del management moderno, le dio forma definitiva con nuevas teorías en las que se empezó a hablar de la estrategia como pilar de la supervivencia de una compañía en el tiempo.
James Watt (1736-1819), El artífice de la Revolución Industrial
En 1776, la Boulton & Watt comercializó por primera vez la máquina de vapor. Gracias a este desarrollo, James Watt dio el pistoletazo de salida a la Revolución Industrial.

En sus talleres, el inventor británico tuvo que enfrentarse a diario con el problema de formar a un personal no cualificado y retenerlo para que no se uniera a la competencia, en un entorno en el que la mano de obra cualificada era muy escasa. Con Watt, nació el concepto de los operarios industriales, que trabajaban con horarios y normas establecidas a cambio de un salario.
John P. Morgan (1837-1913) – De la ‘City’ a la ‘Wall Street’
John P. Morgan fue el impulsor de las grandes compañías cotizadas y uno de los responsables de que Nueva York tomase el relevo de Londres como la principal plaza financiera del mundo.

Morgan compraba acciones de varias compañías para luego fusionarlas y crear gigantes industriales en sectores de alta rentabilidad: US Steel, General Electric o New York Railroad. Para financiar estas operaciones, acudía a la bolsa para captar el ahorro de pequeños accionistas y crear grandes grupos cotizados.
Henry Ford (1863-1947) – La eficiencia de la cadena de montaje
Además de por ser el fundador de la marca automovilística que lleva su apellido, Henry Ford pasó a la historia por conseguir que todo americano pudiese aspirar a tener un coche propio, ofreciendo los vehículos más baratos del mercado.

El truco de Ford fue inventar la cadena de montaje, con la que consiguió reducir considerablemente los costes de producción y aumentar la eficiencia de cada trabajador. La filosofía de la que se nutren las compañías low cost nació hace ya más de un siglo.
Mary Parker Follett (1868-1933) – El lado femenino de la gestión
Mary Parker Follett fue una de las pioneras en el mundo de los gurús del management y en abrir un debate en torno a la responsabilidad social corporativa. Una cuestión que, con la crisis financiera, vuelve a cobrar protagonismo en el siglo XXI. Su lema era muy sencillo: “las empresas tienen que aprender a conseguir que las cosas se hagan mediante las personas”.

Thomas John Watson (1874-1956) – Las máquinas llegan a la oficina
El fundador de IBM, Thomas John Watson, fue pionero en introducir máquinas en la oficina, y llegó a tener una cuota de mercado del 90% en EEEUU de perforadoras de tarjetas. Watson era un empresario que prestaba especial atención al diseño de sus productos, que exhibía en las oficinas de edificios proyectados por arquitectos de prestigio, una estrategia muy similar a la que, hoy en día, utilizan compañías como Apple. Watson fue uno de los ejecutivos que impulsaron el márketing tras la II Guerra Mundial.

Peter F. Drucker (1909-2005) – El padre del ‘management moderno’
El conocido como padre del management moderno, fue uno de los primeros profesores universitarios que se erigió como líder de opinión en el mundo de la gestión. Sus teorías se basan en la idea de que la gestión no es cuestión de manos, sino de mentes inteligentes que saben hacia dónde quieren ir en tiempos de cambio.

Peter F. Drucker puso el foco de atención en la estrategia y el largo plazo. Releer las teorías de Drucker sería una buena recomendación para los ejecutivos que con sus excesos hicieron estallar la crisis financiera.
Michael Porter (1947-Actualmente) – Un experto en estrategia
Posiblemente, sea el experto en estrategia corporativa más conocido del mundo. En la década de los ochenta, teorizó sobre cuál deber ser el objetivo de las estrategias que diseñan las empresas: ganar, de forma sostenida, más que sus competidores. Sus claves para lograrlo son la eficiencia en costes o la diferenciación de mercado. Sólo así, una compañía puede lograr sobrevivir en el tiempo. Prácticamente, todos los ejecutivos que pasan por una escuela de negocios reciben esta lección.
Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *