¿Qué debemos tener en cuenta si queremos superar con éxito una entrevista de trabajo?

No cruce los brazos pero tampoco las piernas, no lleve una falda muy corta ni una blusa muy escotada, no apoye los codos en la mesa, no llegue tarde, no tutee al entrevistador, sonría, no se maquille demasiado… Estos son sólo algunos de los numerosos consejos que recibe un futuro empleado antes de enfrentarse a una entrevista de trabajo.

Sin embargo, no son todos los que hay que tener en cuenta ni importan tanto como las empresas y candidatos piensan. “El único consejo que damos es ser uno mismo durante todo el proceso y no tener en cuenta procesos anteriores en los que se haya participado”, explica Silvia Fernández, directora de selección del Grupo BBVA.


El doble filo de la mentira
Así, los directores de recursos humanos y de algunas empresas de selección de personal se ponen de acuerdo en un aspecto: la naturalidad. “No tienes que hacer como si fueras otra persona. Es cierto que decir mentiras puede funcionar en una entrevista en concreto pero no te funcionará en el día a día del trabajo”, explica la directora de Unique, Gina Opdebeeck. A pesar de las advertencias de unos y otros sobre el doble filo de la mentira durante los procesos de selección, algunos informes sobre captación de empleados aseguran que una de cada cinco compañías anularon una oferta laboral durante la década pasada por los datos falsos que aparecían en los currículos de los candidatos.

Desde el Departamento de Recursos Humanos de Repsol YPF apuntan que muchas de las personas que acceden a la empresa lo hacen sin experiencia previa. “Cada puesto tiene requerimientos distintos. La mayor parte de las personas que se incorporan a la compañía lo hace para iniciar su carrera profesional, es decir, no tienen experiencia previa”. Así, no es necesario mentir. En la petrolera lo tienen claro: “Hay algunas cosas que no se perdonan, entre ellas siempre está la falta de honestidad”.


Miquel Bonet, director de comunicación del Grupo Select, asegura que el clima que se produce en muchas entrevistas laborales es “como un interrogatorio cuando en realidad debería crearse un espacio comunicativo porque la función final es conocerse”, apunta Bonet.


Gran empresa
Bonet asegura que las claves para superar una entrevista de trabajo en una gran empresa son tres: la implicación en la empresa, la competencia para desenvolverse en el puesto y la actitud para con la empresa. Las compañías cotizadas en el Ibex 35 valoran algunos aspectos más concretos, en función del sector en el que trabajen. La movilidad geográfica, las preguntas relacionadas con los intereses y motivaciones y la orientacion profesional de cada uno de los candidatos son tres de las más valoradas.


La mayoría de empresas del Ibex 35 realizan una media de 2.000 entrevistas laborales cada año y algunas optan por externalizar el proceso de selección “en algunas fases”, como reconocen desde BBVA, que optan por los cazatalentos o consultoras. Externalizar la selección de candidatos se da cuando surgen “dificultades en la búsqueda, o cuando hay posiciones muy concretas con perfiles muy cerrados donde el mercado es muy estrecho”, señala Fernández.


Requisitos
Mirar la experiencia laboral o el número de máster es uno de los pensamientos que más vueltas dan en la cabeza de los aspirantes. Para Opdebeeck, depende del puesto a ocupar. “En el caso de cargos directivos se piden más posgrados y formación en escuelas de negocio. Para la administración es más necesaria la experiencia”.


Que un candidato aspire a trabajar en una empresa debe ser sinónimo de seguridad para ambas partes. No basta con ser un buen empleado, el mercado exige también ser un buen empleador. Una entrevista laboral bien hecha es labor exclusiva de la empresa que contrata. “La compañía perfecta debe hacer una buena descripción del puesto de trabajo, explicar las competencias, el perfil o el salario”, apunta Opdebeeck. En las grandes empresas nunca pasará sólo una. Al menos dos, una con el equipo de Recursos Humanos y otra con el líder del futuro equipo. Es en ésta en la que no se puede fallar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *