¿Por qué las grandes ideas llegan en la ducha?

Imagina esta escena: en tu trabajo o escuela te dejan realizar un reporte, así que pasas horas ordenando ideas. Cuando sientes que tu cerebro ya no da más, te das por vencido, y tal vez decides tomar un baño.

Justo cuando las gotas de agua tocan tu cabeza ¡eureka!, todo llega a ti y tratas de memorizar cada palabra; pero cuando sales y busca lápiz y papel, las ideas desaparecen como acto de magia.
¿Por qué pasa esto? ¿se debe a que no pones atención o te falla la memoria? No te preocupes, la ciencia señala que la culpable es la red neuronal por defecto.
Según publica el portal de noticias español ABC, estas regiones del cerebro sólo se activan cuando estamos relajados o “desconectados”, es decir cuando estamos a punto de dormir o tomar un baño, pero cuando queremos razonar y escribir las ideas, de inmediato se activa la zona TPN (task positive network), área relacionada con las actividades que requieren atención.
La actividad de la red neuronal por defecto inicia en la corteza prefrontal y una falla en ella influye en el desarrollo de autismo, Alzheimer y esquizofrenia.
La red también nos permite “soñar despiertos”, pero cuando alguien nos presiona a pensar alguna actividad, ésta se desconecta.
Expertos en Neurociencia, como el argentino Estanislao Bachrach, consideran que los trabajadores deberían tener más momentos en los que el cerebro esté distendido para que pueda generar más innovación.
Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *