No te ‘oxides’ por estar desempleado

Aunque los recortes de personal son cada vez más frecuentes gracias a la crisis económica, estar desempleado es una condición que afecta el ánimo e influye negativamente en cómo se valora a sí misma una persona.

“No importa cuánto tiempo se haya estado desempleado, sea un año o un mes, la persona puede sentirse devaluada y frustrarse”, asegura el especialista en psicología organizacional Victor Muriedas.

Esta situación se agrava cuando en una entrevista preguntan al candidato por qué ha estado desempleado tanto tiempo, ya que la percepción del reclutador puede cambiar en base a la respuesta obtenida.

Si este es tu caso, despreocúpate y conoce algunas de las sugerencias que la firma de reclutamiento Monster te da para minimizar las dudas de empleadores potenciales y maximizar la probabilidad de una contratación.

1. Mantente actualizado

Cuando estás sin trabajo durante un periodo prolongado, debes esforzarte más en la búsqueda de un empleo, ya que necesitas encontrar modos de realzar tu valor para la empresa. “No te duermas” y mantente actualizado en cuanto a las tendencias y desarrollos más recientes de tu industria. Una buena técnica es leer revistas especializadas, tomando cursos relacionados con tu carrera y asistiendo a conferencias del sector.

2. Da a conocer tu nombre

Recuerda que no todos los empleos se anuncian de modo convencional, algunos ya usan las redes sociales y eventos para buscar talento. Platícale a tus amigos y ex colegas que estás buscando trabajo y pregúntales si saben de alguna compañía que contrate gente con tus habilidades. La herramienta de promoción más importante es la publicidad de boca en boca, así que aprovéchala al máximo.

3. Haz networking y sé creativo

Nunca sabes cuándo necesitarás de un conocido, compañero o familiar, así que mantén el contacto regular con todos lo más posible. Aprovecha Internet, ya que establecer contactos en línea también tiene sus beneficios, especialmente si puedes crear un blog en donde escribas acerca de la industria en la que trabajas. Así le demuestras a un futuro empleador tu experiencia y te pondrás en contacto con gente que no te hubieras encontrado de otro modo. Otra alternativa es escribir artículos para publicaciones de tu ramo u ofrecerte como orador en algunos seminarios.

4. Consultorías

Tus ingresos pueden haberse congelado, pero tus gastos no. Antes de que toques tus ahorros, considera promocionar las habilidades y la experiencia que adquiriste mientras estabas empleado. Hazle saber a tus antiguos clientes y contactos que estás disponible para consultorías o proyectos independientes, incluso el trabajo voluntario ayudará a rellenar el hueco en tu currículo. Así te mantienes actualizado, demuestras tu determinación a encontrar un trabajo e incluso se podrían abrir nuevas oportunidades profesionales.

Puede sonar difícil o una inversión de tiempo innecesaria, pero si demuestras a los empleadores que has hecho todo lo posible por encontrar trabajo y mantenerte actualizado, la mayoría lo pensará dos veces antes de rechazarte.

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *