Mobbing ¿Padece usted acoso laboral?

Si Usted es víctima de hostigamiento laboral, debe acercarse a un especialista para ser asesorado y poder poner freno al acoso antes de que sea demasiado tarde.

Se atribuye a Heinz Leymann la descripción de este fenómeno y su aplicación a la psicologia laboral. En 1990 propuso esta definición en el marco de un Congreso sobre Higiene y Seguridad en el Trabajo: “El mobbing o terror psicológico en el ámbito laboral consiste en la comunicación hostil y sin ética, dirigida de manera sistemática por uno o varios individuos contra otro, que es así arrastrado a una posición de indefensión y desvalimiento, y activamente mantenido en ella…” y agregó: “En las sociedades de nuestro mundo occidental altamente industrializado, el lugar de trabajo constituye el último campo de batalla en el que una persona puede matar a otra sin ningún riesgo de llegar a ser procesada ante un tribunal”.

En México, el tipo de acoso laboral o mobbing más común es el congelamiento: ignorar y “hacerle la ley del hielo” a la víctima. Es percibido de diferentes modos conforme la posición socioeconómica del afectado. Los sectores de escasos recursos lo perciben como una manera de discriminación social.

El hostigamiento laboral alude a la violencia psíquica y, con regularidad, el objetivo es anular totalmente a su víctima (Moreno–Jiménez, Garrosa, Galindo, San Julián, Rodríguez, Morante, y Losada, 2002) para conseguir a mediano o largo plazo que abandone el trabajo (empresa u organización en general), recortando para ello su capacidad de comunicación y de interacción con los compañeros y compañeras, rebajando tanto sus responsabilidades como su participación en la vida laboral y social de la organización.

En la actualidad se ha tematizado bastante respecto de los síntomas presentados por los que sufren este tipo de acoso y las secuelas psicosomáticas y físicas del mismo.  En el terreno de la administración de recursos humanos, se ha explorado la relación entre acoso laboral y baja satisfacción laboral; ausentismo, rotación laboral y estrés laboral. Las consecuencias psicológicas son devastadoras, ya que la víctima presenta un lento deterioro de la confianza en sí misma y en sus capacidades profesionales, desarrolla culpabilidad ya que tiene la creencia de haber cometido verdaderamente errores, fallos o incumplimientos; somatiza el conflicto con enfermedades físicas.

En muchos casos se presenta insomnio, ansiedad, estrés, irritabilidad, hipervigilancia, fatiga, cambios de personalidad, problemas de relación con la pareja, depresión. Además el hostigamiento laboral puede ser el causante de bajas laborales, las víctimas prefieren renunciar que seguir siendo acosadas en el trabajo.

Si Usted es víctima de hostigamiento laboral, debe acercarse a un especialista para ser asesorado y poder poner freno al acoso antes de que sea demasiado tarde. Es tarea de los abogados evaluar la vertiente jurídica y es función de los magistrados la última decisión en cada caso particular. La nuestra, como profesionales de la salud mental, es la de diagnosticar el trastorno que se ha producido, su relación de causalidad con la situación vivida, y evaluar el grado de incapacidad que se ha producido en la víctima.

Por:
LORENA RAMOS HERNÁNDEZ@lorein280
Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *