Las empresas cambian de discurso para fichar jóvenes

Que un joven rechace un puesto de trabajo porque no le gusta el coche de empresa; o que lo acepte porque el compañero que va a estar a su lado tiene un póster de un grupo musical que le gusta y porque, además, en la oficina hay perchero; porque tiene plaza de garaje o porque está cerca de su casa son ejemplos reales. Además, tiene que haber ‘buen rollo’ en la oficina. Quizá esto no sea la norma, pero sin duda este tipo de comportamientos sí reflejan una realidad: los jóvenes de hoy en día tienen valores distintos. Las empresas tienen un reto importante entre manos; escucharles, comprenderles y adaptarse a sus necesidades e inquietudes. Ésta será la única manera de poder contar con ellos en sus plantillas.

Que en el diario gratuito 20 minutos no salgan corbatas en la portada o sólo aparezcan en las demás páginas cuando sea estrictamente necesario, no es casualidad. Los empresarios tratan de hablar el lenguaje de aquellos a los que tratan de atraer y captar. ‘Los jóvenes no son tontos, son simplemente jóvenes y son cultos y están muy preparados. Si queremos algo de ellos, tenemos que escucharles’, señaló el director del diario en una jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Peoplematters en la que varios profesionales debatieron acerca del compromiso de las nuevas generaciones con el entorno laboral y la empresa.

Los expertos aseguran que los jóvenes de hoy salen de la universidad con varias ofertas de empleo bajo el brazo, lo que hace que las empresas deban aumentar los esfuerzos para captar su atención. Además, esto permite a los nuevos trabajadores exigir y apretar a la compañía hasta niveles hace pocos años impensables.

¿Qué buscan los jóvenes de su empresa y del trabajo? 
Básicamente todo. Un buen salario, un buen ambiente de trabajo y un horario que permita tener tiempo libre son algunos de los principales motivos para aceptar o dejar un empleo, según el estudio Los jóvenes españoles ante la empresa y el trabajo elaborado por Peoplematters. Pero hay mucho más. Plan de carrera, comodidad de las oficinas, situación, reconocimiento de la marca, solidez económica de la compañía, etcétera.
‘Hay muchas empresas que no salen en los rankings y que también necesitan gente y aún lo tienen más difícil porque no son tan conocidas’, apunta Alfonso Gordon, director de recursos humanos del Grupo Eulen. Una de las medidas que tomó este grupo para la captación de profesionales ha sido ampliar el abanico de titulaciones. ‘Ahora buscamos una actitud, más que un título y aunque la inversión inicial es mayor, da éxitos a largo plazo’, comenta Gordon.

Fernando Relinque, vicepresidente de la Asociación Española de Consultoría (AEC), destaca que lo importante para las empresas es asumir la situación actual e intentar adaptarse a ella. ‘Si el talento no se encuentra en los lugares habituales habrá que ir a buscarlo a otro sitio’. El experto señala que una de las claves es darse cuenta de que el talento no sólo está en las grandes urbes y que los jóvenes tampoco tienen por qué acudir a las grandes ciudades a trabajar. Además, salir de las fronteras de España es otra de las soluciones que se están comenzando a tomar.

Desde la firma Kelloggs, Dolores Sarrión destaca los líderes como una de las claves para captar y retener a los mejores profesionales. Además señala la promoción interna, la competencia sana entre países del mismo grupo, permitir el desarrollo de las ideas de los trabajadores o que exista un cierto grado de presión que favorezca un rápido aprendizaje como algunos de los aspectos que ayudan a mantener la motivación y el deseo de los trabajadores de formar parte de la compañía.

Los jóvenes tienen, además, otras formas de comunicarse, de relacionarse y de obtener información. Aquí las nuevas tecnologías juegan también un papel fundamental. El estudio de Peoplematters refleja que el 62% de los jóvenes buscan empleo a través de las páginas web de las compañías, y éstas trabajan para se más atractivas también en este terreno.

Recursos Humanos. Móvil, internet y promoción para reclutar aspirantes
Moisés Arrimadas / Vodafone
Su empresa está bien posicionada en los rankings y sus productos son atractivos para los jóvenes, pero el reclutamiento no es fácil. Desde Vodafone se han implantado tres mecanismos para hacer frente a este reto: un programa de becas para estudiantes a los que se da un móvil 3G con línea gratis y conexión a internet, posibilidades de moverse por Europa en el programa Top Talent y renovar los procesos de selección.
Silvia Fernández / BBVA
‘Nos quejamos cuando los candidatos renuncian a un puesto y porque no tienen poder de sacrificio, pero hay que tener en cuenta que son los mismos jóvenes que se levantan a las cinco de la mañana para esquiar o que realizan un viaje en las condiciones menos favorables’, señala la experta. Desde BBVA aseguran que las capacidades y el compromiso existen, lo importante es escuchar y tratar de evolucionar.
Juan Mora / NH Hoteles
‘La gente buen atrae gente buena’, señala el responsable de recursos humanos de NH. Para esta firma, el trabajo con los directores de hotel y con los jefes de departamento es fundamental. ‘La capacidad de un directivo de generar buen o mal ambiente es total’, añade. Entre las claves del correcto funcionamiento de la estructura se encuentran la buena comunicación interna y además, cumplir lo que se promete.
Luis Carrasco / FNAC
La promoción interna es uno de los factores claves de retención de talento del grupo francés. El 75% de los mandos se cubren por este sistema. Además, una compañía en la que la media de edad es de 28 años, Luis Carrasco, asegura que el ambiente de trabajo está prácticamente garantizado. ‘Una de las obligaciones de los mandos intermedios es conocer bien a sus colaboradores y formarlos para que sean jefes’, señala.

Menor capacidad de sacrificio
Los jóvenes españoles son inteligentes y sus exigencias ante el puesto de trabajo son lógicas dado su nivel de preparación y los nuevos valores que, en una sociedad que está viviendo cambios importantes, se están poniendo de manifiesto. En esto están de acuerdo los empresarios y profesionales que se ven obligados a lidiar con unos perfiles que nada tienen que ver con los que había hace apenas 10 años. Sin embargo, también comparten la visión de que esta nueva masa de trabajadores no esta dispuesta a sacrificar parte de su vida personal por la profesional.

En este sentido está surgiendo una fuerte competencia para ellos y son los profesionales extranjeros, con una visión muy distinta del trabajo y una capacidad de sacrificio mucho mayor. ‘Los jóvenes españoles no son competitivos con los jóvenes internacionales. Si esto no se corrige las multinacionales españolas, estarán dirigidas por los jóvenes de otros países’, señala el director de recursos humanos de NH Hoteles Juan Mora.

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *