La depresión tal vez aumente junto al estrés laboral

depresión laboral

Un ambiente laboral estresante provocado por falta de espíritu de equipo aumenta la depresión del trabajador, y las probabilidades de que los empleados recurran a antidepresivos en búsqueda de alivio, encuentra un estudio reciente. Dada la recesión actual, el lugar de trabajo se ha vuelto aún más estresante, ya que la gente teme perder sus empleos y se siente insegura sobre su futuro económico, apunta un experto.
“Ahora mismo, el ambiente laboral de EE. UU. es mucho más tenue y tóxico que en la historia reciente”, afirmó Josh Klapow, profesor asociado de organización y políticas de la atención de salud en la Universidad de Alabama, en Birmingham, quien no participó en el estudio. “Con los despidos y las reducciones de personal, han aumentado grandemente las oportunidades para un mayor estrés, negatividad y presión”.
Pero el estudio encontró que incluso en la mejor de las épocas, el ambiente laboral puede conllevar una carga psicológica para todos los trabajadores.
“La depresión es común en las poblaciones laborales, y se asocia con una discapacidad laboral sustancial en cuanto a permisos por enfermedad y pensiones por discapacidad”, afirmó Marjo Sinokki, del Instituto Finlandés de Salud Ocupacional en Turku, Finlandia, e investigadora principal del estudio. “Promover el bienestar en el trabajo por todos los medios es importante, al igual que prestar atención al ambiente grupal”.
El informe fue publicado en línea el 8 de abril en la revista Occupational and Environmental Medicine.
Para el estudio, el equipo de Sinokki recolectó datos sobre 3,347 trabajadores finlandeses entre los 30 y 64 años de edad. Preguntaron sobre el ambiente laboral de las personas, específicamente sobre el espíritu de equipo y la calidad de la comunicación, y cómo se sentían sobre las exigencias de sus trabajos.
Se pidió a los participantes calificar su lugar de trabajo según cuatro frases descriptivas: “motivador y que brinda apoyo a las nuevas ideas”, “prejuiciado y conservador”, “agradable y fácil”, y “problemático y desagradable”. También se les preguntó sobre sus vidas hogareñas y sociales.
Aunque la percepción de que el lugar de trabajo era prejuiciado o problemático no se asoció con el abuso de alcohol ni la ansiedad, la falta de espíritu de equipo sí lo fue.
De hecho, los que pensaban que el espíritu de equipo era malo tenían alrededor de 60 por ciento más probabilidades de reportar depresión y 50 por ciento más probabilidades de tomar antidepresivos que los que lo calificaron como bueno.
Aunque el estudio se llevó a cabo en Finlandia, los investigadores creen que sus hallazgos se aplican a los trabajadores de todo el mundo.
“Se debe prestar más atención a los factores psicosociales del trabajo”, aconsejó Sinokki. “Creo que el espíritu de equipo es un factor importante en el trabajo en todas partes, y creo que los resultados serían similares en los EE. UU.”.
Klapow señaló que debido a que la mayoría de las personas pasa la mayor parte de su día en el trabajo, la contribución del ambiente laboral a su bienestar psicológico general es importante.
“Los individuos que se sienten nerviosos, ansiosos, tristes o irritables en el trabajo y encuentran que esto interfiere con su capacidad de hacer el trabajo deben evaluar tales síntomas como posibles señales de advertencia de una afección psicológica más grave, pero tratable”, aseguró Klapow. “Si no se toman en cuenta, esos síntomas pueden llegar a convertirse en trastornos muy debilitantes”.
La Dra. Carole Lieberman, profesora clínica de psicología y experta en estrés de la Universidad de California en Los Ángeles, no estuvo de acuerdo con algunos aspectos del estudio.
“Aunque estoy de acuerdo con su conclusión, que un mal ambiente grupal o el estrés laboral se asocian con la depresión, este estudio tiene problemas”, apuntó. “El estudio no clarifica hasta dónde el estrés laboral causa depresión, frente a hasta dónde la depresión causa estrés laboral”.
Además, el estudio comenzó en 2000 y tuvo un periodo de seguimiento que incluyó los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, lo que pudo haber cambiado el curso de los resultados, apuntó Lieberman.
“Los trabajadores en Finlandia pudieron ser afectados por el ataque terrorista del 11/9 que causó daño a trabajadores de EE. UU.”, dijo. “Es probable que cualquier aumento en la depresión, la ansiedad y el alcoholismo entre los trabajadores finlandeses se debiera, al menos en parte, al 11/9. Y es probable que el espíritu de equipo y el estrés laboral también fueran afectados. Tal vez hubo más estrés laboral, o tal vez se apoyaron más que antes”.
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *