Hay que fortalecer el “patio interior”

Mercado laboral. Recursos humanos. Preguntas existenciales en el mundo laboral. Los especialistas recomiendan que el trabajo hay que tomarlo como un espacio para expresar las potencialidades y los valores.

Las preguntas existenciales se trasladan al mundo laboral toda vez que una persona intenta insertarse en un mercado cada vez más competitivo. ¿Qué debo hacer?, ¿qué quiero lograr en la vida laboral? y ¿cuáles son mis fortalezas y cuáles mis debilidades?, son generalmente los interrogantes que se plantea cualquier persona, dice Teresa Checa de Brahim, directora de la consultora Brahim & Asociados. Antes de contestar esas preguntas, sugiere la especialista, es fundamental hacer un ejercicio de autoconocimiento realista, es decir, “fortalecer el patio interior”.


Las tendencias actuales obligan a cualquier postulante a cambiar los paradigmas: “comprender el trabajo como un servicio, con sentido de misión, como la expresión de mis propias potencialidades, y no como una mera obligación”, señala a LA GACETA la experta en Recursos Humanos. 


Según la especialista, un título universitario puede ser muy importante y una ventaja para conseguir un empleo, pero suele no ser determinante si no va acompañado de valores. “Debemos tener en cuenta que cuando presentamos una persona a una empresa preguntan, obviamente, si posee los conocimientos necesarios; pero, ante todo, si es buena persona, honesta, responsable; si tiene iniciativa propia o ‘se limita a obedecer o a cumplir’, si está dispuesta a aprender lo nuevo, si se integra a un equipo de trabajo, si es armónica y genera confianza en los demás”, indica Checa de Brahim.


Los requisitos que se piden suelen ser más exigente, en la medida de que el empleo ofrecido sea un cargo de conducción. “Los selectores de personal se preguntan si el postulante se limita a ordenar, dar instrucciones o se comporta como un facilitador y acompaña a su gente, trabajando en equipo con ella”, acota la experta. 

Competencias

En resumen, la directora de la consultora tucumana afirma que en el proceso de selección de personal se pone énfasis no sólo en las competencias técnicas, sino además en competencias que son de carácter conductual, es decir, que tienen que ver con el comportamiento de la persona en el trabajo. 


“La autoconfianza nos permitirá abandonar la posición de queja, de desaliento, de bronca, y actuar como protagonistas de nuestro propio destino laboral, con algunas pautas (Ver acciones…) para desarrollar nuestro mundo interior”, finaliza Checa de Brahim.

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *