Fuerte competencia entre empresas por personal calificado

Info Costa Rica

Cinco transnacionales que operan en el país reconocen que el déficit de trabajadores calificados genera una fuerte competencia entre las firmas para contratar ese tipo de personal.

La lucha es más intensa entre las compañías ubicadas en el sector de servicios.

Arturo Barboza, director de comunicación del centro de llamadas Sykes, la califica como “caníbal”, en algunos casos.

“Hace diez años, Sykes era el único call center aquí. Este año, hay 50 empresas peleando por un recurso humano limitado. Eso nos presiona para conservar a nuestro personal”, explicó.

Por ejemplo, en el 2007, las empresas necesitaban 7.000 personas bilingües; sin embargo, solo lograron contratar a 5.000.

Gabriela Llobet, directora de la Coalición Costarricense de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde), admitió que en país hacen falta graduados en ingenierías.

Para el 2008, Sykes necesita abrir 500 plazas, pero sabe que eso dependerá de la oferta, lo que limita las expectativas de contratación del centro de llamadas.

“Las posibilidades de crecer podrían ser mayores en dos años, si pudiéramos contar con más recurso humano bilingüe”, enfatizó Barboza.

Ante ello, las empresas optan por ofrecer capacitación, ascensos y alzas de salario, con tal de capturar a nuevos colaboradores, o retener a los que ya tienen.

“Para mantener al personal, les damos la opción de hacer carrera con nosotros. Eso nos ayuda a la hora de pelearnos por reclutar”, afirmó Mariamalia Guillén, gerente de Asuntos Corporativos de British American Tobacco (Batca).

Batca opera, desde el 2003, un centro de servicios para Centroamérica y el Caribe en el país.

A otras multinacionales, como Intel, les gustaría que el país gradué más profesionales con especialidades en tecnología.

“Si queremos incursionar en investigación y desarrollo, en Costa Rica no hay suficientes másteres o doctores con especialidades tecnológicas”, dijo Karla Blanco, gerente de Relaciones Corporativas.

Demanda insatisfecha. Gustavo Quesada, gerente de Microsoft, advirtió que al país le faltó visión de largo plazo para hacer una reforma educativa que previniera el faltante de trabajadores calificados.

“Si más gente se abocara a las ciencias y a las matemáticas, al final del día tendríamos bastante recurso humano alineado para empresas de alta tecnología”, afirmó Quesada.

Las empresas coinciden en que Cinde hace esfuerzos por solventar el faltante, pero “el ritmo de crecimiento es más rápido que las soluciones”, expresó Barboza.

Llobet señaló que el principal escollo es que ciertas decisiones en materia de educación se dilatan.

“La academia está abierta a efectuar adecuaciones curriculares, pero deben hacerse con celeridad. Esperar dos años, para crear o modificar una especialidad, es demasiado tiempo”, dijo Llobet.

Quesada agregó que el país podría involucrar más al Instituto Nacional de Aprendizaje para capacitar técnicos en programación de software y otras carreras en informática que tienen una alta demanda en la actualidad.

Por ejemplo, se estima que el sector de tecnologías de información y comunicación podrá absorber a todos los ingenieros en informática que ha graduado el país en los últimos 15 años.

El Ministerio de Comercio Exterior anunció que promoverá la instalación de centros educativos en los parques industriales para conocer, de primera mano, cuáles son las necesidades de las compañías.

Mientras eso ocurre, Sykes creó su propia academia para mejorar el inglés de interesados en trabajar en su call center . La idea permitió que de los 300 contratados, 90 salieran de dicha academia.

También Intel, junto con otras empresas, becó a 300 jóvenes para que aprendan inglés con la esperanza de que en el corto plazo disminuya la necesidad de personal.

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *