Empresas recurren al Aikido para fomentar el trabajo en equipo entre sus empleados

Este año y a pesar de los recortes presupuestarios, un grupo de compañías incursionó en el terreno de las artes marciales japonesas al momento de capacitar a su personal. De qué se trata este programa, al que ya incursionaron desde operarios hasta los niveles gerenciales.

Impulsadas por la necesidad de bajar costos, muchas gerencias de Recursos Humanos tuvieron que recortar sus presupuestos destinados al desarrollo de sus empleados e incluso suspender actividades hasta nuevo aviso. Sin embargo, un grupo de empresas optó por un tipo de capacitación distinta e incursionó en el terreno de las artes marciales.

--> Si, aunque usted no lo crea, compañías de primera línea –como Petrobras, Pan American Energy, Volkswagen Argentina y México e IRSA, entre tantas otras- este año enviaron a sus ejecutivos a practicar Aikido. Es que, a través de los distintos ejercicios del arte marcial japonesa, los participantes de este tipo específico de coaching pueden identificar diferentes alternativas para la coordinación de acciones para el trabajo en equipo. “El aprendizaje no tiene que ver con la adquisición de información sino con la capacidad de poder accionar de otra manera. Por eso cada uno de los temas presentados tiene la forma de una experiencia y no sólo de un relato”, explica Omar Ossés, director de Taishi Consulting, consultora que capacita a empleados de grandes empresas mediante Aiki Training, un programa basado en el Aikido que se enfoca en el desarrollo de competencias humanas. A su vez, según cuenta Ossés, este tipo de coaching permite analizar el concepto del conflicto como “cualquier situación que interprete como problemática, desafiante, o punto de inflexión”.

El programa de Aiki Training se aplica sobre proyectos concretos de mejora, por ejemplo, cuando una empresa está interesada en armar un proceso de negociación con sus proveedores para bajar los costos, y se puede trabajar de manera grupal o individual. Así, al final del proceso la compañía puede ver y medir el ahorro logrado, y los beneficios que le trajo a la organización. Como parte de Aiki Training, se trabaja sobre las competencias a desarrollar y la inteligencia emocional de los empleados participantes. “Los talleres son de mediano plazo. Duran entre cuatro y ocho meses y por lo general se realizan afuera de la empresa. A su vez, hay reuniones de coaching ejecutivo o de equipos que se realizan in company y mediante conversaciones privadas”, señala Ossés. Y añade que si bien trabajan con todos los niveles de la organización, la jerarquía y cantidad de participantes depende de la necesidad puntual que manifieste la empresa.

En Pan American Energy, por ejemplo, desde operarios hasta directores de la plata trabajaron de manera conjunta en un programa específico para lograr un proceso de mejora con una metodología de juegos y coaching. En diálogo con iProfesional.com y en base a sus más de 30 años de experiencia en actividades de coaching, el director de Taishi Consulting señala que con el Aikido se pueden observar aspectos relacionados con el cuerpo y a su vez con el lenguaje desde una mirada de cooperación y no desde la confrontación.

“Como sistema, el cuerpo, la mente y las emociones están permanentemente actuando con total coherencia, se impactan mutuamente, con lo cual el punto a revisar es el modelo corporal de fuerza y confrontación porque el Aikido como arte marcial no utiliza la fuerza sino que busca ir desarmando los puntos de fuerza contrarios”, enfatiza Ossés. Y agrega: “El primer gran paradigma a revisar es el de creer que el que tiene más fuerza tiene más poder. Esto no necesariamente es así y muchas veces cuando se impone por la fuerza lo que se genera en los empleados es resentimiento.”

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET