El arte de detectar empleados de futuro brillante

La segunda guerra por el talento ya está aquí. Al menos, eso es lo que aseguran las empresas especializadas en gestión de personal. ¿Cuál es la mejor herramienta para enfrentarse a la escasez de candidatos? Los programas de gestión de empleados de alto potencial, o lo que es lo mismo, aquellos que permiten detectar a los trabajadores brillantes en las etapas iniciales de su carrera, facilitan el desempeño de su trabajo al máximo de sus posibilidades e impulsan un crecimiento paso a paso hacia una categoría profesional superior.

Como señala Fernando Guijarro, Director del Área de Consultoría de Hudson España, ‘los datos demográficos señalan que estamos a las puertas de la segunda guerra por el talento a nivel internacional y también en España. Las empresas deberían tenerlo en cuenta y poner los medios para atraer, retener al capital humano y, sobre todo, desarrollar el potencial desde dentro de la empresa, creando un programa interno de gestión de alto potencial’. En este sentido, Hudson recomienda seleccionar a los empleados a través de cuatro variables: capacidad de aprendizaje, inteligencia emocional, coeficiente intelectual y actitud.

Los expertos de la consultora aseguran que una vez que se ha evaluado a un empleado, se le ha designado como de alto potencial y la organización ha invertido en su desarrollo, es necesario realizar una medición más detallada al cabo de unos tres años. A partir de ahí se debe elaborar el plan de carrera y de desarrollo propuesto. Una posterior medición se debería de hacer en torno a los 35-45 años de edad del empleado, para realizar la planificación final de su futura trayectoria. Finalmente, Hudson recomienda otra medición formal para evaluar y verificar si el candidato llegará a la alta dirección de la organización.

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *