Cuando la empresa se convierte en un “hogar”

El director de Recursos Humanos de 1+1= 3 expone con muchas anécdotas y de forma amena en su libro “Todo suma” las claves para que una firma alcance sus objetivos

Durante mi vida profesional como psicólogo y directivo de Recursos Humanos (RRHH), he tenido la suerte de trabajar en países muy distintos del mundo, desde Estados Unidos a México o Chile, pasando por Portugal, Francia o Grecia, o Estados más raros, desde nuestra perspectiva cultural, como Sudáfrica, Egipto, Marruecos, Turquía o Arabia Saudita.
A lo largo de una larga experiencia laboral en todas estas naciones, te tienes que enfrentar a multitud de situaciones que, cuando te las plantean, son un problema grave para resolver pero que, cuando los has solventado y los ves en perspectiva, se convierten en anécdotas simpáticas y con moraleja que te han pasado en tu vida y que contarás a tus nietos:
Por ejemplo, cuando con motivo del fallecimiento del Rey Faisal en Arabia Saudita y el ascenso al trono del actual Rey Abdullah, éste proclamó que había que proceder a un incremento salarial a todos los ciudadanos del 15 por ciento, y todas las peripecias que hubo que hacer hasta que, al final, no se aplicó dicho aumento.
Recuerdo cuando la joven directora de Recursos Humanos de Marruecos, vestida al modo tradicional del Magreb, se confunde de aeropuerto al ir a recogerme a mi llegada a Casablanca, y todo lo que yo pude pensar en mi interior sobre su eficacia personal en ese momento, hasta que te descubres el sombrero con una mujer que habla tres idiomas, tiene una carrera universitaria y un master en Recursos Humanos y, además, es excelente haciendo su trabajo.
También destaco cuando una empresa cerraba una fábrica en Italia, y esto se produce sin un solo día de huelga, mientras, simultáneamente, en España, la misma firma trasladaba una fábrica de 60 años a una nueva ubicación a 10 kilómetros de la anterior y manteniendo el cien por cien de la plantilla tras una semana de paros para presionar a los dueños a mejorar las condiciones del traslado.

EL COMPROMISO DE TODOS. 
Todas estas situaciones en tantos países me han permitido comprobar que el éxito de una compañía está ligado a la existencia de un proyecto ilusionante, que genere orgullo de pertenencia en directivos y empleados logrando el compromiso de todos para dar lo mejor de uno mismo para su consecución, y que esto es independiente de la situación económica, ubicación geográfica, cultura o religión del país en cuestión.
Cuando la Dirección General y RRHH consiguen esa situación en una empresaa, se logra la magia de que Todo suma, esto es, el resultado de la suma del trabajo de dos empleados comprometidos cuando trabajan juntos en un proyecto que les ilusiona es mucho más que 2, es decir que 1+1 puede ser 3 en una empresa que gestiona bien sus activos humanos.
La dificultad que tenemos con frecuencia en Recursos Humanos es que la línea jerárquica, los jefes, los directores, incluso a veces el director general, desconocen las herramientas de las que dispone RRHH para lograr que todo sume en la empresa.
Y es por ello que este libro está, en el fondo, destinado a explicar a los directivos, de una manera fácil y entretenida, en base a las mencionadas anécdotas, todas las herramientas de Recursos Humanos que ayudan a aumentar el compromiso de los empleados con la empresa.
Hablamos así de la cultura de la compañía, de las encuestas de empleados, de la comunicación interna, de la responsabilidad social corporativa, de la identificación y desarrollo de las personas de alto potencial, de los planes de sucesión, etcétera, para llegar, al final de cada capítulo, a un listado práctico de seguimiento para su aplicación inmediata a cualquier situación de RRHHen una firma.

LA CRISIS ACTUAL. 
En definitiva, el objetivo de esta obra no es otro que hacer una pequeña contribución a salir de la situación de crisis actual, porque para que España salga de una vez adelante (¡ojo! no una vez que España haya abandonado esta difícil circunstancia), las empresas deben reenfocarse de nuevo en la motivación y el compromiso de todos sus empleados.
Y si la pregunta es si podemos hacer algo para aumentar el compromiso de los empleados, incluso en esta situación económica, este libro, Todo suma (LID), responde como Barack Hussein Obama, negro, con nombre árabe en los EEUU, que con ello en contra, llegó a la Presidencia del país más poderoso del mundo y nos convenció a todos de que: Yes, we can.

Más artículos de interés: www.PsicologiaOrganizacional.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *